Datos personales

Mi foto
Quito; Bernal; Córdoba, Tunuyán; Barcelona; etc. (y todo otro lugar del mundo donde existan buenos vinos), Buenos Aires (Pcia. y Ciudad Autónoma); Córdoba (Argentina); Pichincha (Ecuador); Tunuyán (Mendoza);, Argentina
y además de enólogos, también al mismo tiempo psicologos, sommeliers, geólogos, licenciados y técnicos, de Argentina repartidos en el mundo

viernes, 4 de septiembre de 2020

Volver al vino

Volver al Vino 



Si el vino viene, viene la vida:

vengo a tu viña, tierra querida.


Quiero morirme cantando

bajo tu parra madura

y que me entierren al alba

regao de vino mi tumba.


Quisiera dejar mis huesos

bajo el cielo mendocino,

que mi sangre y mis cenizas

vuelvan camino del vino.


Qué triste ha de ser morir

y no volver nunca más,

pero es tan linda la vida,

pero es tan chulo el camino,

que si me muero algún día

entiérrenme en Mendoza,

en San Juan, allá en la Rioja,

en Cayafate la Hermosa,

¡que en vino habré de volver!


Y cuando lloren las viñas

para que rían los hombres,

habré de llenar las copas,

y habré de besar las bocas

de los viejos compañeros

o tal vez de la que quiero

y no me pudo querer...

y en una noche de farra

cuando lleven la guitarra

si ven al vino llorar

déjenlo llorar su pena

que en la lágrima morena

¡como nunca he de cantar!


La vida es un vino amargo,

dulce en jarra compartida:

que aquel que nada pa’dentro

se ahoga solito en la vida.


Horacio Guarany (Las Garzas, Santa Fe, 15 de mayo de 1925 - Luján, Buenos Aires, 13 de enero de 2017)

lunes, 14 de octubre de 2019

Huellas sanjuaninas

Cuando se recorren las sierras cordobesas es es habitual encontar canteras, algunas ya abandonadas porque se agotó el mineral o la roca que se extraía.

En varias de ellas, junto al campamento abandonado, se pueden encontrar vides, higueras, almendros y durazneros. Se dice que seguro que los mineros que trabajaron allí eran de San Juan, que cuando volvían de visitar a la familia se traían alguna estaca, alguna semilla, para plantar cerca de su trabajo.

Muchos años después ya no hay cuarzo, mica o calizas por extraer y la naturaleza lentamente va borrando las huellas del trabajo del hombre, pero las marcas dejadas por esos mineros sanjuaninos brotan todas las primaveras y brindan generosamente sus frutos a los que viajan por las sierras.

Cerro Blanco, Tanti, Provincia de Córdoba, Argentina

domingo, 30 de junio de 2019

El vino triste


Ese hombre que entra al bar,

sin sombra que le ladre,
ese que pisa y pasa sin rostro
y sin señales.

Pide su trago solo,
de espaldas a la calle,
bebe su trago solo,
inmóvil, devorándose.

Paga, piensa otro trago
sin gastar ni una frase
y luego se va solo,
hacia la noche y nadie.

Ese tipo va herido,
ese tipo va herido,
y la muerte lo sabe.

1978

jueves, 30 de mayo de 2019

Vitivinicultura Serrana II

La vitivinicultura Serrana en números


Estas casi 400 hectáreas dispersas en unas sierras de ensueño, pueden parecer poco comparadas con las más de 220.000 que hay en todo el país. Sin embargo, la diversidad varietal es asombrosamente rica, y en constante crecimiento:


Viñedos que dan sus frutos:
(uva ingresada a bodegas, no incluye la vinificada en elaboradores caseros y/o artesanales)

miércoles, 22 de mayo de 2019

Vitivinicultura Serrana I

Viñedos y bodegas en las Sierras de Córdoba y San Luis, Argentina


Las Sierras Pampeanas Orientales son el marco geológico de esta región, que se extiende formando una franja de unos 500 km de largo por unos 100 de ancho, que va de suroeste a noreste, desde el centro de la provincia de San Luis y hasta el norte Córdoba, en el centro de la República Argentina.

Viñedos, bodegas, elaboradores artesanales, caseros y fàbricas de espumantes, que se suman al universo del vino argentino


miércoles, 25 de julio de 2018

miércoles, 18 de abril de 2018

Abril, el mes del Malbec


Elegir Abril para festejar el Malbec parece solo un pretexto más para disfrutarlo.

Por cierto, es el mes de su aniversario: Hace 165 años, un 17 de abril se creó, por una genial sugerencia de Don Domingo Sarmiento, la Quinta Normal de Agricultura de Mendoza a cargo del agrónomo francés Miguel Pouget, quien tuvo la fantástica ocurrencia de traer a estos pagos y escondida entre otras 133 cepas, a la variedad que más satisfacciones y renombre nos iba a dar a los argentinos.


También Abril es el fin de la vendimia, cuando la suerte del año está hechada y se cuentan las fichas de final de juego. Es el mes en que los vinos se terminan de descubar, ya no hay lugar para deseos y esperanzas, y con sus berrinches de recién nacido nos empiezan a decir el caracter de la cosecha.


Este Abril nos brinda y bendice con una cosecha 2018 excepcional, de una calidad de uvas, que los buenos enólogos transformarán en vinos memorables. Los que trabajamos, vivimos y por sobre todo disfrutamos de esta industria estamos felices por lo que la naturaleza nos obsequió.